Según Asín, no deberían aplicar medidas severas, si no son necesarias

El pasado miércoles, Javier Asín, coordinador del Equipo Nacional de Coordinación de la Vacunación contra el Covid-19 expresó en el programa Covid-19 News, basado en el hecho de que las personas siguen contagiándose en el hogar o de otras maneras,  que aunque «yo no me encargo de eso, pero en lo que a mí respecta, sólo hay que tomar medidas cuando se pueden aplicar y cuando tienen sentido. Y si miro a nivel internacional, no parece tener mucho sentido tener medidas muy estrictas». Esa fue su opinión, además porque «también, el cumplimiento de las medidas en Suriname parece ser muy difícil».

Asin también señaló que las medidas no sólo tienen ventajas, sino también grandes desventajas, especialmente para la comunidad empresarial, el sector de la hostelería y la vida social. «La gente se siente sola, los niños se atrasan en la escuela. Por esta razón, acojo con satisfacción la supresión de cualquier medida que no tenga sentido o no pueda aplicarse».

Dice que ha llegado el momento de «reducir la escala de forma racional». «Tenemos que empezar a considerar la reducción racional de la escala ahora y avanzar hacia la nueva normalidad. Podemos llegar a la nueva normalidad más rápido ya que tenemos una mayor inmunidad, es decir, una mayor resistencia, en la sociedad».

Equilibrar las vacunas

Según él, esto se puede hacer de dos maneras: «O bien  nos enfermamos todos juntos de ómicron,  cosa poco aconsejable ya que entonces los hospitales y las morgues se llenarían, o bien se vacuna y se aplica el refuerzo todo lo posible.» El cuadro de mando muestra que 232.078 ciudadanos (el 38,61% de la población total) han sido vacunados en su totalidad y que 37.668 ya han recibido las inyecciones de refuerzo. «Eso está bien, pero una tasa de vacunación del 50% del grupo objetivo y del 40% de la población total, es demasiado poco en caso de que se produzca una variante peligrosa. Todavía no podemos garantizar nada, así que por eso creo que el 50% es demasiado bajo».

Asin estima que unas 200.000 personas aún deben ser vacunadas en su totalidad y 150.000 aún necesitan un refuerzo. «Así que sigue siendo un grupo bastante numeroso el que necesita recibir uno o más inyecciones». El coordinador del Equipo Nacional de Coordinación de la Vacunación contra el Covid-19 (NCT por sus siglas en neerlandés) deja claro que el fin de la pandemia depende de muchas cosas. Una de ellas es la tasa de vacunación, que sigue siendo demasiado baja en Suriname.

Dice que todavía hay entre quince mil y veinte mil dosis de AstraZeneca con fecha de caducidad del 28 de febrero. De la vacuna Pfizer, hay menos de cinco mil dosis, también con fecha de caducidad a finales de febrero. Las más de sesenta mil dosis de vacunas de Sinopharm durarán hasta 2023. De Pfizer habrá doscientas mil dosis, «pero no sabemos exactamente cuándo podremos utilizarlas».

 

fuente:http://www.dwtonline.com/laatste-nieuws/2022/01/27/asin-geen-maatregelen-als-je-niet-kan-handhaven/

También te podría gustar...