LA DESTRUCCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE Y LA NATURALEZA POR INTERESES

El conflicto de intereses de los gobernantes políticos y de los ricos que tienen estrechos vínculos entre sí, han dado como resultado la destrucción en gran parte del interior de Suriname, y la contaminación ambiental que esta conlleva.

Esta «política de tolerancia» ha despertado intereses que ahora son difíciles de apaciguar. Así lo afirma el ministro de Medio Ambiente, Silvano Tjong-Ahin, se trata de «un problema complejo» que puede resolverse, aunque no fácilmente.

Asimismo, en la Conferencia del Clima de Glasgow (COP 26) que tuvo lugar el año pasado, Suriname se comprometió a realizar los esfuerzos necesarios para defender la selva tropical y evitar la destrucción del medio ambiente. Por otro lado, el interior está invadido por brasileños ilegales y también legales, que extraen oro, tomando como recurso de explotación el mercurio. Igualmente, los extranjeros introducen cianuro y otras sustancias tóxicas las cuales utilizan en las minas de oro.

Fuera de esta problemática, las comunidades de las aldeas también se han lanzado a la explotación de oro y a la tala de árboles a gran escala. Los intereses llegan hasta la cúpula política del país.

En una entrevista que realizó el diario Times of Suriname, se le preguntó al ministro Tjong Ahin cómo deben verse estos acontecimientos en relación con el compromiso que Suriname asumió ante la comunidad mundial durante la COP 26.  «Es un problema que no se puede resolver de la noche a la mañana», afirmó el Funcionario. 

«De hecho, todo el interior ha sido abandonado a su suerte en los últimos años y se ha creado una situación en la que decenas de miles de personas han pasado a depender de un sector en concreto», explicó el Ministro.

Además, él reconoce que el equilibrio de poder en el país hace que la cuestión sea aún más compleja de lo que ya es. «La problemática es compleja; tiene muchos elementos que hay que tener en cuenta: intereses de las comunidades locales, intereses de los magnates de la ciudad e intereses de los políticos».

Enojarse con estas personas no tiene sentido, según el ministro. Esta situación no ha mejorado en los últimos años. Prefiere utilizar el poder de la persuasión para convencer a los actores de que actúen de forma ecológica y sostenible. 

 

fuente:https://unitednews.sr/vernietiging-milieu-en-natuur-in-stand-gehouden-door-belangen/

También te podría gustar...