25.7 C
Distrikt Paramaribo
Tuesday, January 25, 2022
spot_img
More
    spot_img

    Latest Posts

    Organización anti-vacunación: la guerra podría estallar

    Foto: starnieuws.com (René Gompers)

    spot_img
    spot_img

    Los Ciudadanos Preocupados Cooperantes, las Comunidades de la Iglesia y los Sindicatos hacen un llamado a la sociedad para protestar en Bronsplein este próximo 20 de noviembre. Teniendo en cuenta que el gobierno obliga a la población a vacunarse contra el coronavirus y discrimina a las personas no vacunadas, alimentando así la segregación racial e incentivar el odio hacia determinados grupos, la  asociación sostiene que si las cosas continúan así, podrían surgir dos bandos y estallar una guerra. La burguesía debe resistirse a esta práctica, antes de que empeore. 

    Los coordinadores de este movimiento de resistencia explicaron en una rueda de prensa por qué es necesaria la protesta. Indican que, a pesar de que ellos han enviado cartas al gobierno, realizado ruedas de prensa, llamamientos y una manifestación de protesta, el gobierno “continúa” con la política de vacunación. Ellos etiquetan las nuevas medidas para contener la propagación del virus como “fascistas, dictatoriales y tiránicas”. Se ha dicho que el 25 % de Suriname ya es un estado fascista (un estado en el que el gobierno determina todo y ejerce su voluntad por la fuerza). Se ha instado a no dejar que llegue al 100 por ciento. 

    Algunos de los oradores, también indicaron por qué están en contra de la vacunación. Se ha argumentado que no hay confianza en la inyección por varias razones; es un experimento, los productores de las vacunas no son responsables en caso de que algo salga mal, la inoculación realmente rompe el sistema inmunológico, por cada muerte debido al Covid, el gobierno recibe dinero. La vacuna es seguida por un programa del multimillonario Bill Gates. Dios creó a todos con inmunidad a todas las enfermedades y las personas vacunadas, también terminan en el hospital y mueren. 

    El hecho de que la manifestación de protesta se viera obligada a trasladarse de la Plaza de la Independencia a Bronsplein, demuestra un abuso de poder. Se determinó además, que la reunión no puede exceder las 10 personas. La nueva medida, que solo se permite comer en interiores a personas vacunadas, es un ejemplo de discriminación y segregación. Por otra parte, no hay lógica en las medidas, pues cuando son casos grandes, tanto las personas vacunadas como las no vacunadas, pueden estar presentes en masa. 

    “Gente, gente de Suriname, realmente es hora de que se resistan a todas estas actividades”, dice Jennifer van Dijk-Silos. “Resistan la compulsión a vacunarse, el discurso de odio, la segregación y en contra del pisoteo de los derechos humanos”. Ella pide a toda la gente que asista a Bronsplein el sábado, “para demostrar que no somos gente inestable, ni inerte, o débiles, y que también podemos rebelarnos”.

     

    fuente: https://www.starnieuws.com/index.php/welcome/index/nieuwsitem/67517

    spot_img
    spot_img

    Latest Posts

    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Latest Posts

    Organización anti-vacunación: la guerra podría estallar

    Foto: starnieuws.com (René Gompers)

    Los Ciudadanos Preocupados Cooperantes, las Comunidades de la Iglesia y los Sindicatos hacen un llamado a la sociedad para protestar en Bronsplein este próximo 20 de noviembre. Teniendo en cuenta que el gobierno obliga a la población a vacunarse contra el coronavirus y discrimina a las personas no vacunadas, alimentando así la segregación racial e incentivar el odio hacia determinados grupos, la  asociación sostiene que si las cosas continúan así, podrían surgir dos bandos y estallar una guerra. La burguesía debe resistirse a esta práctica, antes de que empeore. 

    Los coordinadores de este movimiento de resistencia explicaron en una rueda de prensa por qué es necesaria la protesta. Indican que, a pesar de que ellos han enviado cartas al gobierno, realizado ruedas de prensa, llamamientos y una manifestación de protesta, el gobierno “continúa” con la política de vacunación. Ellos etiquetan las nuevas medidas para contener la propagación del virus como “fascistas, dictatoriales y tiránicas”. Se ha dicho que el 25 % de Suriname ya es un estado fascista (un estado en el que el gobierno determina todo y ejerce su voluntad por la fuerza). Se ha instado a no dejar que llegue al 100 por ciento. 

    Algunos de los oradores, también indicaron por qué están en contra de la vacunación. Se ha argumentado que no hay confianza en la inyección por varias razones; es un experimento, los productores de las vacunas no son responsables en caso de que algo salga mal, la inoculación realmente rompe el sistema inmunológico, por cada muerte debido al Covid, el gobierno recibe dinero. La vacuna es seguida por un programa del multimillonario Bill Gates. Dios creó a todos con inmunidad a todas las enfermedades y las personas vacunadas, también terminan en el hospital y mueren. 

    El hecho de que la manifestación de protesta se viera obligada a trasladarse de la Plaza de la Independencia a Bronsplein, demuestra un abuso de poder. Se determinó además, que la reunión no puede exceder las 10 personas. La nueva medida, que solo se permite comer en interiores a personas vacunadas, es un ejemplo de discriminación y segregación. Por otra parte, no hay lógica en las medidas, pues cuando son casos grandes, tanto las personas vacunadas como las no vacunadas, pueden estar presentes en masa. 

    “Gente, gente de Suriname, realmente es hora de que se resistan a todas estas actividades”, dice Jennifer van Dijk-Silos. “Resistan la compulsión a vacunarse, el discurso de odio, la segregación y en contra del pisoteo de los derechos humanos”. Ella pide a toda la gente que asista a Bronsplein el sábado, “para demostrar que no somos gente inestable, ni inerte, o débiles, y que también podemos rebelarnos”.

     

    fuente: https://www.starnieuws.com/index.php/welcome/index/nieuwsitem/67517

    spot_img

    Latest Posts

    spot_img

    Latest Posts

    Organización anti-vacunación: la guerra podría estallar

    Foto: starnieuws.com (René Gompers)

    Los Ciudadanos Preocupados Cooperantes, las Comunidades de la Iglesia y los Sindicatos hacen un llamado a la sociedad para protestar en Bronsplein este próximo 20 de noviembre. Teniendo en cuenta que el gobierno obliga a la población a vacunarse contra el coronavirus y discrimina a las personas no vacunadas, alimentando así la segregación racial e incentivar el odio hacia determinados grupos, la  asociación sostiene que si las cosas continúan así, podrían surgir dos bandos y estallar una guerra. La burguesía debe resistirse a esta práctica, antes de que empeore. 

    Los coordinadores de este movimiento de resistencia explicaron en una rueda de prensa por qué es necesaria la protesta. Indican que, a pesar de que ellos han enviado cartas al gobierno, realizado ruedas de prensa, llamamientos y una manifestación de protesta, el gobierno “continúa” con la política de vacunación. Ellos etiquetan las nuevas medidas para contener la propagación del virus como “fascistas, dictatoriales y tiránicas”. Se ha dicho que el 25 % de Suriname ya es un estado fascista (un estado en el que el gobierno determina todo y ejerce su voluntad por la fuerza). Se ha instado a no dejar que llegue al 100 por ciento. 

    Algunos de los oradores, también indicaron por qué están en contra de la vacunación. Se ha argumentado que no hay confianza en la inyección por varias razones; es un experimento, los productores de las vacunas no son responsables en caso de que algo salga mal, la inoculación realmente rompe el sistema inmunológico, por cada muerte debido al Covid, el gobierno recibe dinero. La vacuna es seguida por un programa del multimillonario Bill Gates. Dios creó a todos con inmunidad a todas las enfermedades y las personas vacunadas, también terminan en el hospital y mueren. 

    El hecho de que la manifestación de protesta se viera obligada a trasladarse de la Plaza de la Independencia a Bronsplein, demuestra un abuso de poder. Se determinó además, que la reunión no puede exceder las 10 personas. La nueva medida, que solo se permite comer en interiores a personas vacunadas, es un ejemplo de discriminación y segregación. Por otra parte, no hay lógica en las medidas, pues cuando son casos grandes, tanto las personas vacunadas como las no vacunadas, pueden estar presentes en masa. 

    “Gente, gente de Suriname, realmente es hora de que se resistan a todas estas actividades”, dice Jennifer van Dijk-Silos. “Resistan la compulsión a vacunarse, el discurso de odio, la segregación y en contra del pisoteo de los derechos humanos”. Ella pide a toda la gente que asista a Bronsplein el sábado, “para demostrar que no somos gente inestable, ni inerte, o débiles, y que también podemos rebelarnos”.

     

    fuente: https://www.starnieuws.com/index.php/welcome/index/nieuwsitem/67517

    spot_img
    spot_img

    Latest Posts

    spot_img