25 C
Distrikt Paramaribo
Wednesday, January 19, 2022
spot_img
More
    spot_img

    Latest Posts

    La gran cantidad de ilegales en el país es motivo de preocupación para el gobierno

    Foto: dwtonline.com (Juspol)

    spot_img
    spot_img

    El ministro de Justicia y Policía, Kenneth Amoksi, explicó en una entrevista al diario De Ware Tijd, que el gobierno no tiene información veraz sobre el número de inmigrantes ilegales que se encuentra en Suriname. Asimismo, se sabe que una gran parte de ellos, de ascendencia brasileña se traslada al interior. “Vemos los movimientos y nos podemos dar cuenta que es muy preocupante. Tenemos información sobre contrabando, tráfico de drogas y armas”; expresó el ministro.

    En relación a lo expuesto, el ministro dijo que el gobierno está consciente de la problemática existente, especialmente porque la situación del Covid-19 en el vecino país Brasil es bastante grave y preocupante; y con la llegada de los ilegales las consecuencias para Suriname podrían ser funestas. En este aspecto, Amoksi admite que está claro que se le debe dar solución al problema de los extranjeros que se esconden en el país.

    Por otro lado, el ministro cree que deben reanudarse las inspecciones periódicas en los hoteles como se hacía anteriormente. Los operadores de estos establecimientos tenían que presentar regularmente sus listas de clientes a la policía y al comisario del distrito. “Tendremos que volver a comenzar de nuevo desde lo más básico”.

    Amoski ve la posibilidad de reducir la ilegalidad, si se trabaja en cooperación con la Policía Militar y el servicio consular del Ministerio de Asuntos Exteriores, Negocios Internacionales y Cooperación Internacional. Esta sería la forma de controlar y coordinar la entrada y salida de los extranjeros al país. Por lo pronto, no se puede comprobar si los extranjeros abandonan efectivamente el país tras la expiración de sus visas. “El resultado es que algunos terminan con un estatus ilegal“, aseguró el ministro.

    Por su parte el vicepresidente Ronnie Brunswijk afirmó que el gobierno está formulando una política de inmigración más precisa y efectiva. Dice que las críticas sobre los numerosos brasileños ilegales están justificadas, pero también señaló que es difícil controlar a este grupo, puesto que se les permite entrar al país sin visa. “Creo que los brasileños pueden venir, pero siguiendo el procedimiento establecido. También debe quedar claro cuáles serán las consecuencias de entrar al país de manera ilegal“. No obstante, el Gobierno se pronunciará en breve con respecto a este asunto.

    En función de lo planteado, el ministro Amoksi aboga por un buen sistema de gestión en el que no sólo las autoridades participen en la vigilancia de las fronteras, sino también la comunidad. Igualmente, luchará por una mejor cooperación con los países cuyos ciudadanos se quedan en Suriname. En el marco de estos procesos el ministro aseguró que en su lista de prioridades está la elaboración de un curso de integración para extranjeros.

     

    fuente:Groot aantal illegalen baart regering zorgen – DWTonline.com/mobiel

    spot_img
    spot_img

    Latest Posts

    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Latest Posts

    La gran cantidad de ilegales en el país es motivo de preocupación para el gobierno

    Foto: dwtonline.com (Juspol)

    El ministro de Justicia y Policía, Kenneth Amoksi, explicó en una entrevista al diario De Ware Tijd, que el gobierno no tiene información veraz sobre el número de inmigrantes ilegales que se encuentra en Suriname. Asimismo, se sabe que una gran parte de ellos, de ascendencia brasileña se traslada al interior. “Vemos los movimientos y nos podemos dar cuenta que es muy preocupante. Tenemos información sobre contrabando, tráfico de drogas y armas”; expresó el ministro.

    En relación a lo expuesto, el ministro dijo que el gobierno está consciente de la problemática existente, especialmente porque la situación del Covid-19 en el vecino país Brasil es bastante grave y preocupante; y con la llegada de los ilegales las consecuencias para Suriname podrían ser funestas. En este aspecto, Amoksi admite que está claro que se le debe dar solución al problema de los extranjeros que se esconden en el país.

    Por otro lado, el ministro cree que deben reanudarse las inspecciones periódicas en los hoteles como se hacía anteriormente. Los operadores de estos establecimientos tenían que presentar regularmente sus listas de clientes a la policía y al comisario del distrito. “Tendremos que volver a comenzar de nuevo desde lo más básico”.

    Amoski ve la posibilidad de reducir la ilegalidad, si se trabaja en cooperación con la Policía Militar y el servicio consular del Ministerio de Asuntos Exteriores, Negocios Internacionales y Cooperación Internacional. Esta sería la forma de controlar y coordinar la entrada y salida de los extranjeros al país. Por lo pronto, no se puede comprobar si los extranjeros abandonan efectivamente el país tras la expiración de sus visas. “El resultado es que algunos terminan con un estatus ilegal“, aseguró el ministro.

    Por su parte el vicepresidente Ronnie Brunswijk afirmó que el gobierno está formulando una política de inmigración más precisa y efectiva. Dice que las críticas sobre los numerosos brasileños ilegales están justificadas, pero también señaló que es difícil controlar a este grupo, puesto que se les permite entrar al país sin visa. “Creo que los brasileños pueden venir, pero siguiendo el procedimiento establecido. También debe quedar claro cuáles serán las consecuencias de entrar al país de manera ilegal“. No obstante, el Gobierno se pronunciará en breve con respecto a este asunto.

    En función de lo planteado, el ministro Amoksi aboga por un buen sistema de gestión en el que no sólo las autoridades participen en la vigilancia de las fronteras, sino también la comunidad. Igualmente, luchará por una mejor cooperación con los países cuyos ciudadanos se quedan en Suriname. En el marco de estos procesos el ministro aseguró que en su lista de prioridades está la elaboración de un curso de integración para extranjeros.

     

    fuente:Groot aantal illegalen baart regering zorgen – DWTonline.com/mobiel

    spot_img

    Latest Posts

    spot_img

    Latest Posts

    La gran cantidad de ilegales en el país es motivo de preocupación para el gobierno

    Foto: dwtonline.com (Juspol)

    El ministro de Justicia y Policía, Kenneth Amoksi, explicó en una entrevista al diario De Ware Tijd, que el gobierno no tiene información veraz sobre el número de inmigrantes ilegales que se encuentra en Suriname. Asimismo, se sabe que una gran parte de ellos, de ascendencia brasileña se traslada al interior. “Vemos los movimientos y nos podemos dar cuenta que es muy preocupante. Tenemos información sobre contrabando, tráfico de drogas y armas”; expresó el ministro.

    En relación a lo expuesto, el ministro dijo que el gobierno está consciente de la problemática existente, especialmente porque la situación del Covid-19 en el vecino país Brasil es bastante grave y preocupante; y con la llegada de los ilegales las consecuencias para Suriname podrían ser funestas. En este aspecto, Amoksi admite que está claro que se le debe dar solución al problema de los extranjeros que se esconden en el país.

    Por otro lado, el ministro cree que deben reanudarse las inspecciones periódicas en los hoteles como se hacía anteriormente. Los operadores de estos establecimientos tenían que presentar regularmente sus listas de clientes a la policía y al comisario del distrito. “Tendremos que volver a comenzar de nuevo desde lo más básico”.

    Amoski ve la posibilidad de reducir la ilegalidad, si se trabaja en cooperación con la Policía Militar y el servicio consular del Ministerio de Asuntos Exteriores, Negocios Internacionales y Cooperación Internacional. Esta sería la forma de controlar y coordinar la entrada y salida de los extranjeros al país. Por lo pronto, no se puede comprobar si los extranjeros abandonan efectivamente el país tras la expiración de sus visas. “El resultado es que algunos terminan con un estatus ilegal“, aseguró el ministro.

    Por su parte el vicepresidente Ronnie Brunswijk afirmó que el gobierno está formulando una política de inmigración más precisa y efectiva. Dice que las críticas sobre los numerosos brasileños ilegales están justificadas, pero también señaló que es difícil controlar a este grupo, puesto que se les permite entrar al país sin visa. “Creo que los brasileños pueden venir, pero siguiendo el procedimiento establecido. También debe quedar claro cuáles serán las consecuencias de entrar al país de manera ilegal“. No obstante, el Gobierno se pronunciará en breve con respecto a este asunto.

    En función de lo planteado, el ministro Amoksi aboga por un buen sistema de gestión en el que no sólo las autoridades participen en la vigilancia de las fronteras, sino también la comunidad. Igualmente, luchará por una mejor cooperación con los países cuyos ciudadanos se quedan en Suriname. En el marco de estos procesos el ministro aseguró que en su lista de prioridades está la elaboración de un curso de integración para extranjeros.

     

    fuente:Groot aantal illegalen baart regering zorgen – DWTonline.com/mobiel

    spot_img
    spot_img

    Latest Posts

    spot_img