27.4 C
Distrikt Paramaribo
Sunday, March 7, 2021

Fuertes amenazas para la atención sanitaria

El parlamentario del Partido NDP, Melvin Bouva, planteó el viernes durante la reunión pública de la Asamblea Nacional (DNA, por sus siglas en neerlandés),...
More

    Latest Posts

    Firma del programa nacional con la UNICEF en beneficio del niño surinamés

    El jueves 4 de marzo el Representante Regional del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Nicolas Pron, presentó sus credenciales al...

    La importancia de la educación para el crecimiento económico del país

    El Colectivo Crítico de Mujeres (KSVC pos sus siglas en neerlandés), declaró en una entrevista el medio de comunicación GFC, que la gran mayoría...

    ONU: el 17% de los alimentos disponibles para el consumidor se desperdicia

    Se estima que 931 millones de toneladas de alimentos, equivalente a un 17% del total de alimentos disponibles para los consumidores en 2019, fueron...

    Debate sobre la prohibición del aborto en Suriname

    Suriname aún continúa siendo uno de los veinte países del mundo donde el aborto está totalmente prohibido. En relación a esta problemática, el ministro...

    Google Translate y huevos en Masala

    Foto: @patoenparamaribo

    Como toda recién llegada, y con la ventaja de contar con una vivienda alquilada con anticipación que sé que ya es mucho, comencé por salir a abastecer lo básico e indispensable para una casa: comida. Y fue ahí que comenzó mi primera aventura.  

    A esta altura debo confesar algo: comencé a estudiar inglés hace sólo tres años cuando mi primera expatriación me llevó al primer país no hispanohablante. Y como diría Alejandro Saenz: “No es lo mismo”… Pero hago mucho esfuerzo y con la ayuda de la gestualidad, puedo salir adelante. 

    También muchas veces he comprado alimentos en el supermercado de forma equivocada por culpa de no comprender las etiquetas. Para esto, mi gran aliado, como para muchos otros migrantes, es el  Google Translate. Pero yo los desafío a estar en una carnicería de Paramaribo (en esta época que se entra de a 2 personas, se habla con una mascarilla sanitaria puesta y a través de una mampara de plástico) y traducir con el teléfono carteles que dicen “Varkenshaas”, “Gehakt Rund” o “Bratwurst, mientras una fila de personas espera fuera bajo el sol del mediodía. Por las dudas, compré uno de cada cosa. Y para mi sorpresa y paladar argentino especialista en carnes, todos los cortes salieron perfectos en mi parrilla de gas. 

    Después de superar mi “primera vez” en el supermercado y con mi apetito abierto, no sólo de hambre sino por conocer un poco de la ciudad, me dirigí a un sitio encantador: el Museo de Suriname  y  el Fuerte Zeelandia . La visita me transportó al siglo XVII; caminé por las callecitas del predio entre árboles altísimos que me ayudaron a cubrirme por un  rato de la lluvia y del sol, y conocí las casas de madera de dos pisos (declaradas Patrimonio Histórico de la Humanidad) dónde se alojan la Organización para la conservación de monumentos en Suriname  y el Staatsraad (Oficina del Estado), entre otros. 

    Mientras recorría el sitio -pensando en que no iba a encontrar ningún lugar que me protegiera de la lluvia y el hambre- encontré mi maná…un bar dentro del parque, frente al río Suriname (el cual aún no había conocido). Chico, limpio, con rápida atención. Pero…el menú estaba en holandés, obvio. ¿Alguien jugó al “Ta-te-ti suerte pa-ra mí, sino es para mí será pa-ra ti, ta-te-ti” ó al “de tin marín de dos pingüé,cúcara, mácara, títere fue, yo no fui, fue Teté, pégale, pégale, al quién fue. ?  Esa canción de mi niñez fue el método con el cual decidía qué comer. 

    Mi plato favorito hasta el momento es: “Kerri Ei”, huevo en Masala. Cómo lo pedí: en pan negro, con salsa pimienta, pepinillos agrios y cebolla colorada. Según me dijeron, la receta es la siguiente, para quienes se animen: se fríen huevos duros en una capa de aceite de girasol y se van dando vuelta para que queden crujientes de todos lados. Se retiran los huevos y en ese fondo de aceite se sofríe cebolla común y ajo. Luego se agrega la masala (en lengua hindi es “mezcla de especias”) que trae canela, clavo de olor, nuez moscada, pimienta, semillas de cardamomo, que se pueden comprar en los supermercados o en los mercados chinos de la ciudad. Se sofríe todo por 5 minutos hasta que liberen los aromas y ahí se le agrega una lata de puré de tomates. Por último se agrega una taza de agua hervida, un cubo de caldo de verduras y un poco más de pimienta negra. Se vierten los huevos en la salsa y se dejan cocinar a fuego lento por 2 minutos, tratando de moverlos para que absorban la salsa.

    Mis aventuras, mis paseos y mi estupendo almuerzo me dieron ganas de estar un poco más aquí. De eso trata el reacomodamiento de una persona en otro país. Lleva tiempo. Es dar un paso a la vez.  Y son por estos pasos que decides quedarte.

    @patoenparamaribo

    ¿Ya me sigues en Instagram para más aventuras?

    Ahora estoy en Facebook también cómo Patoen Paramaribo.  

    Latest Posts

    Firma del programa nacional con la UNICEF en beneficio del niño surinamés

    El jueves 4 de marzo el Representante Regional del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Nicolas Pron, presentó sus credenciales al...

    La importancia de la educación para el crecimiento económico del país

    El Colectivo Crítico de Mujeres (KSVC pos sus siglas en neerlandés), declaró en una entrevista el medio de comunicación GFC, que la gran mayoría...

    ONU: el 17% de los alimentos disponibles para el consumidor se desperdicia

    Se estima que 931 millones de toneladas de alimentos, equivalente a un 17% del total de alimentos disponibles para los consumidores en 2019, fueron...

    Debate sobre la prohibición del aborto en Suriname

    Suriname aún continúa siendo uno de los veinte países del mundo donde el aborto está totalmente prohibido. En relación a esta problemática, el ministro...