23.8 C
Distrikt Paramaribo
Saturday, September 25, 2021

El 1ro de octubre entran en vigor nuevas medidas fiscales

A partir del 1 de octubre de 2021, habrá un incremento en Suriname de las tarifas de los productos producidos en el país y...
More

    Latest Posts

    Cambio a dolarización o fortalecimiento de la moneda nacional SRD

    En un artículo publicado por el medio de comunicación dwtonline, escrito por el economista Peter M. Wolff, se detalló varias aspecto sobre el proceso...

    Los guías turísticos tienen a disposición vehículos especiales para el desarrollo de su labor

    La organización United Tourguides of Suriname (UTGS, por sus siglas en inglés) tras un trayecto de más de un año, por fin podrá utilizar...

    Autoridades multan a infractores de tránsito

    Los agentes de la policía motorizada (MSD, por sus siglas en neerlandés) han multado a cincuenta y un conductores en la semana correspondiente al...

    La misión de médicos y enfermeros cubanos regresa a Cuba

    La misión médica cubana en la nación surinamesa ha finalizado por el momento, dado que el grupo formado por 32 médicos y enfermeros cubanos...

    Aterrizaje y aprendizajes

    Foto: @patoenparamaribo

    Diario de una argentina descubriendo Paramaribo.

    ¡No es fácil! No todos viajamos para radicarnos en otro país convencidos totalmente de que es lo mejor. No todos tenemos entre 20 y 30 años. Ni siquiera cuarenta y algo; muchos pisamos los sesenta. 

    No sólo dejamos los afectos en algún sitio. Muchas veces, también ponemos en pausa el trabajo y los proyectos. Se preguntarán entonces, ¿cuál es el motivo de este cambio?  No siempre es el mismo para todos. Son infinitas las razones que hacen que una persona adulta se traslade a otro país y cambie radicalmente su estilo de vida. A mi el motivo que más me interesó siempre fue el amor.

    Mi llegada a Paramaribo se produjo en medio de la “segunda ola” del Covid, en época de lluvias. No sé hablar holandés, ni takki takki, pero llevo un mes observando el clima y aprendí que hay dos estaciones (lluviosa y seca); una sola temperatura con mucho calor y mi cuerpo lleva tiempo sintiéndose pesado, húmedo y lento. Semanas atrás, cuando todavía estaba en mi casa de Buenos Aires, saltaba de tarea en tarea como una treintañera.  

    Cuando armé la valija con la que viajé, fui descartando cosas fundamentalmente por temor al clima. Y después de la desorientación de las primeras semanas, no les puedo decir que estoy ya habituada, pero al menos ahora puedo usar algo más que un taparrabo, como en los primeros días. Así que de a poco fui abandonando el look Tarzán y hasta ahora me animo a las prendas de mangas largas

    De a poco voy entendiendo varias cosas de Paramaribo.

    Lo primero que hice al salir de mi cuarentena fue tratar de conocer un poco la ciudad. Y vaya que me pareció difícil. ¡Es muy grande! Algunas notas de mi primera impresión fueron:

    • Casas bajas, no más de dos pisos, en muchos casos construidas con madera.
    • Mucho verde. Palmeras, cocoteros, una flor de acá conocida cómo Popokai Tongo, que me recuerda a un pájaro.
    • Canales y pantanos.
    • Casi no hay veredas de baldosas o cemento para caminar, solo pasto o una tierra roja  con arena. 
    • Las señoras en tacones que caminan con elegancia me parecen increíbles (yo a duras penas camino con mis sandalias bajas y mis pies viven pintados de colorado). 
    • Sin ningún tipo de medio de locomoción, es bastante difícil el traslado acá. Algo con ruedas es imprescindible.

    Prometo muchas más cosas todas las semanas, esta aventura recién comienza. ¿Me acompañan? Los invito a que me dejen inquietudes, sus vivencias y experiencias. Entre todos formamos esta comunidad de habla hispana en Suriname.

    ¡Gracias por llegar hasta aquí !

    Si se quedaron con ganas de más fotos, visiten mi Instagram @patoenparamaribo

     

    Latest Posts

    Cambio a dolarización o fortalecimiento de la moneda nacional SRD

    En un artículo publicado por el medio de comunicación dwtonline, escrito por el economista Peter M. Wolff, se detalló varias aspecto sobre el proceso...

    Los guías turísticos tienen a disposición vehículos especiales para el desarrollo de su labor

    La organización United Tourguides of Suriname (UTGS, por sus siglas en inglés) tras un trayecto de más de un año, por fin podrá utilizar...

    Autoridades multan a infractores de tránsito

    Los agentes de la policía motorizada (MSD, por sus siglas en neerlandés) han multado a cincuenta y un conductores en la semana correspondiente al...

    La misión de médicos y enfermeros cubanos regresa a Cuba

    La misión médica cubana en la nación surinamesa ha finalizado por el momento, dado que el grupo formado por 32 médicos y enfermeros cubanos...

    Latest Posts

    Cambio a dolarización o fortalecimiento de la moneda nacional SRD

    En un artículo publicado por el medio de comunicación dwtonline, escrito por el economista Peter M. Wolff, se detalló varias aspecto sobre el proceso...

    Los guías turísticos tienen a disposición vehículos especiales para el desarrollo de su labor

    La organización United Tourguides of Suriname (UTGS, por sus siglas en inglés) tras un trayecto de más de un año, por fin podrá utilizar...

    Autoridades multan a infractores de tránsito

    Los agentes de la policía motorizada (MSD, por sus siglas en neerlandés) han multado a cincuenta y un conductores en la semana correspondiente al...

    La misión de médicos y enfermeros cubanos regresa a Cuba

    La misión médica cubana en la nación surinamesa ha finalizado por el momento, dado que el grupo formado por 32 médicos y enfermeros cubanos...

    Aterrizaje y aprendizajes

    Foto: @patoenparamaribo

    Diario de una argentina descubriendo Paramaribo.

    ¡No es fácil! No todos viajamos para radicarnos en otro país convencidos totalmente de que es lo mejor. No todos tenemos entre 20 y 30 años. Ni siquiera cuarenta y algo; muchos pisamos los sesenta. 

    No sólo dejamos los afectos en algún sitio. Muchas veces, también ponemos en pausa el trabajo y los proyectos. Se preguntarán entonces, ¿cuál es el motivo de este cambio?  No siempre es el mismo para todos. Son infinitas las razones que hacen que una persona adulta se traslade a otro país y cambie radicalmente su estilo de vida. A mi el motivo que más me interesó siempre fue el amor.

    Mi llegada a Paramaribo se produjo en medio de la “segunda ola” del Covid, en época de lluvias. No sé hablar holandés, ni takki takki, pero llevo un mes observando el clima y aprendí que hay dos estaciones (lluviosa y seca); una sola temperatura con mucho calor y mi cuerpo lleva tiempo sintiéndose pesado, húmedo y lento. Semanas atrás, cuando todavía estaba en mi casa de Buenos Aires, saltaba de tarea en tarea como una treintañera.  

    Cuando armé la valija con la que viajé, fui descartando cosas fundamentalmente por temor al clima. Y después de la desorientación de las primeras semanas, no les puedo decir que estoy ya habituada, pero al menos ahora puedo usar algo más que un taparrabo, como en los primeros días. Así que de a poco fui abandonando el look Tarzán y hasta ahora me animo a las prendas de mangas largas

    De a poco voy entendiendo varias cosas de Paramaribo.

    Lo primero que hice al salir de mi cuarentena fue tratar de conocer un poco la ciudad. Y vaya que me pareció difícil. ¡Es muy grande! Algunas notas de mi primera impresión fueron:

    • Casas bajas, no más de dos pisos, en muchos casos construidas con madera.
    • Mucho verde. Palmeras, cocoteros, una flor de acá conocida cómo Popokai Tongo, que me recuerda a un pájaro.
    • Canales y pantanos.
    • Casi no hay veredas de baldosas o cemento para caminar, solo pasto o una tierra roja  con arena. 
    • Las señoras en tacones que caminan con elegancia me parecen increíbles (yo a duras penas camino con mis sandalias bajas y mis pies viven pintados de colorado). 
    • Sin ningún tipo de medio de locomoción, es bastante difícil el traslado acá. Algo con ruedas es imprescindible.

    Prometo muchas más cosas todas las semanas, esta aventura recién comienza. ¿Me acompañan? Los invito a que me dejen inquietudes, sus vivencias y experiencias. Entre todos formamos esta comunidad de habla hispana en Suriname.

    ¡Gracias por llegar hasta aquí !

    Si se quedaron con ganas de más fotos, visiten mi Instagram @patoenparamaribo

     

    Latest Posts

    Cambio a dolarización o fortalecimiento de la moneda nacional SRD

    En un artículo publicado por el medio de comunicación dwtonline, escrito por el economista Peter M. Wolff, se detalló varias aspecto sobre el proceso...

    Los guías turísticos tienen a disposición vehículos especiales para el desarrollo de su labor

    La organización United Tourguides of Suriname (UTGS, por sus siglas en inglés) tras un trayecto de más de un año, por fin podrá utilizar...

    Autoridades multan a infractores de tránsito

    Los agentes de la policía motorizada (MSD, por sus siglas en neerlandés) han multado a cincuenta y un conductores en la semana correspondiente al...

    La misión de médicos y enfermeros cubanos regresa a Cuba

    La misión médica cubana en la nación surinamesa ha finalizado por el momento, dado que el grupo formado por 32 médicos y enfermeros cubanos...

    Latest Posts

    Cambio a dolarización o fortalecimiento de la moneda nacional SRD

    En un artículo publicado por el medio de comunicación dwtonline, escrito por el economista Peter M. Wolff, se detalló varias aspecto sobre el proceso...

    Los guías turísticos tienen a disposición vehículos especiales para el desarrollo de su labor

    La organización United Tourguides of Suriname (UTGS, por sus siglas en inglés) tras un trayecto de más de un año, por fin podrá utilizar...

    Autoridades multan a infractores de tránsito

    Los agentes de la policía motorizada (MSD, por sus siglas en neerlandés) han multado a cincuenta y un conductores en la semana correspondiente al...

    La misión de médicos y enfermeros cubanos regresa a Cuba

    La misión médica cubana en la nación surinamesa ha finalizado por el momento, dado que el grupo formado por 32 médicos y enfermeros cubanos...

    Aterrizaje y aprendizajes

    Foto: @patoenparamaribo

    Diario de una argentina descubriendo Paramaribo.

    ¡No es fácil! No todos viajamos para radicarnos en otro país convencidos totalmente de que es lo mejor. No todos tenemos entre 20 y 30 años. Ni siquiera cuarenta y algo; muchos pisamos los sesenta. 

    No sólo dejamos los afectos en algún sitio. Muchas veces, también ponemos en pausa el trabajo y los proyectos. Se preguntarán entonces, ¿cuál es el motivo de este cambio?  No siempre es el mismo para todos. Son infinitas las razones que hacen que una persona adulta se traslade a otro país y cambie radicalmente su estilo de vida. A mi el motivo que más me interesó siempre fue el amor.

    Mi llegada a Paramaribo se produjo en medio de la “segunda ola” del Covid, en época de lluvias. No sé hablar holandés, ni takki takki, pero llevo un mes observando el clima y aprendí que hay dos estaciones (lluviosa y seca); una sola temperatura con mucho calor y mi cuerpo lleva tiempo sintiéndose pesado, húmedo y lento. Semanas atrás, cuando todavía estaba en mi casa de Buenos Aires, saltaba de tarea en tarea como una treintañera.  

    Cuando armé la valija con la que viajé, fui descartando cosas fundamentalmente por temor al clima. Y después de la desorientación de las primeras semanas, no les puedo decir que estoy ya habituada, pero al menos ahora puedo usar algo más que un taparrabo, como en los primeros días. Así que de a poco fui abandonando el look Tarzán y hasta ahora me animo a las prendas de mangas largas

    De a poco voy entendiendo varias cosas de Paramaribo.

    Lo primero que hice al salir de mi cuarentena fue tratar de conocer un poco la ciudad. Y vaya que me pareció difícil. ¡Es muy grande! Algunas notas de mi primera impresión fueron:

    • Casas bajas, no más de dos pisos, en muchos casos construidas con madera.
    • Mucho verde. Palmeras, cocoteros, una flor de acá conocida cómo Popokai Tongo, que me recuerda a un pájaro.
    • Canales y pantanos.
    • Casi no hay veredas de baldosas o cemento para caminar, solo pasto o una tierra roja  con arena. 
    • Las señoras en tacones que caminan con elegancia me parecen increíbles (yo a duras penas camino con mis sandalias bajas y mis pies viven pintados de colorado). 
    • Sin ningún tipo de medio de locomoción, es bastante difícil el traslado acá. Algo con ruedas es imprescindible.

    Prometo muchas más cosas todas las semanas, esta aventura recién comienza. ¿Me acompañan? Los invito a que me dejen inquietudes, sus vivencias y experiencias. Entre todos formamos esta comunidad de habla hispana en Suriname.

    ¡Gracias por llegar hasta aquí !

    Si se quedaron con ganas de más fotos, visiten mi Instagram @patoenparamaribo

     

    Latest Posts

    Cambio a dolarización o fortalecimiento de la moneda nacional SRD

    En un artículo publicado por el medio de comunicación dwtonline, escrito por el economista Peter M. Wolff, se detalló varias aspecto sobre el proceso...

    Los guías turísticos tienen a disposición vehículos especiales para el desarrollo de su labor

    La organización United Tourguides of Suriname (UTGS, por sus siglas en inglés) tras un trayecto de más de un año, por fin podrá utilizar...

    Autoridades multan a infractores de tránsito

    Los agentes de la policía motorizada (MSD, por sus siglas en neerlandés) han multado a cincuenta y un conductores en la semana correspondiente al...

    La misión de médicos y enfermeros cubanos regresa a Cuba

    La misión médica cubana en la nación surinamesa ha finalizado por el momento, dado que el grupo formado por 32 médicos y enfermeros cubanos...