25 C
Distrikt Paramaribo
Wednesday, January 19, 2022
spot_img
More
    spot_img

    Latest Posts

    El juicio sobre los límites con la Guyana “El Tigri” es un gran desafío

    Foto: waterkant

    spot_img
    spot_img

    Suriname debe prepararse muy bien para un posible proceso legal en la Corte Internacional de Justicia con respecto a la determinación final de la frontera sur. Este proceso será un “gran desafío”, afirmó el expresidente Ronald Venetiaan. El juicio le costará al país una enorme cantidad de dinero y el resultado es incierto, no necesariamente el fallo judicial tiene que ser favorable a las pretensiones de Suriname.

    En la espera de que si se llevará a cabo un juicio, Suriname pueda encontrar a alguien dispuesto a defender y llevar el caso. Asimismo, recordó el viernes durante una tarde de discusión sobre los problemas fronterizos con la vecina Guyana, que Hans Lim A Po, quien en ese entonces estaba encargado de la parte surinamesa cuando se estableció la frontera marítima, “fue asesinado” por compatriotas. El resultado de este caso presentado por Guyana ante el Tribunal Internacional de los Derechos del Mar (Unclos) fue favorable para Guyana; esta decisión judicial no fue lo que Suriname esperaba.

    El expresidente comentó que su gobierno había gastado 25 millones de dólares en el juicio de Unclos. Un nuevo juicio le costará al país no sólo dinero, sino que el abogado defensor deberá prepararse muy bien y tener en cuenta que puede recibir ingratitud por parte de los surinameses. El expresidente espera que se pueda encontrar un “abogado defensor valiente” para representar a Suriname en un juicio ante la Corte Internacional de Justicia.

    El gobierno celebró la conferencia en Grun Dyari con la intención de construir un puente sobre el río Corantijne junto con Guyana e igualmente debatir sobre los efectos que traería su edificación. Venetiaan señaló que según la determinación definitiva de los límites de la frontera marítima, Suriname y Guyana tendrán la oportunidad de realizar perforaciones petrolíferas en la zona marítima y cosechar los beneficios.

    Asimismo, manifestó que espera que cuando llegue el momento, Guyana tenga la integridad necesaria para reconocer la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia, como lo hizo Suriname en el caso de Unclos. De la misma forma, advirtió que Suriname debería mantenerse siempre alerta respecto a este nuevo caso judicial con la Guyana. El expresidente recordó que durante su mandato, mientras se celebraban reuniones, en donde se consultaba con la Guyana la situación de la frontera marítima, el gobierno se vio completamente sorprendido cuando la Guyana presentó el caso  a la Unclos cautelosamente  a sus espaldas.

    Para Deryck Ferrier, uno de los conocedores y oradores, el tema del puente es una conclusión previsible: el río Corantijne es en su totalidad propiedad de los surinameses, por lo tanto, la construcción de un puente es un asunto puramente surinamés. Por ello, todos los debates sobre este tema deben celebrarse en suelo surinamés y por iniciativa de Suriname. “En el momento en que dejes el tema en otras manos, estarás regalando una parte de tu integridad. No puede ser que los preparativos se hagan en Georgetown, esto debe hacerse desde Paramaribo, puesto que el río es de Suriname.” Según él, Guyana no puede tomar la iniciativa, sólo puede solicitar al país la construcción del puente, para que Suriname pueda entonces considerar esta posibilidad. 

    Con relación a lo expresado anteriormente se considera que primeramente se debe de resolver la situación legal de la frontera entre ambos países y luego analizar la construcción del puente.

    Ferrier espera que Suriname haga bien su trabajo y presente el caso de la frontera ante la Corte Internacional de Justicia lo antes posible. El país tendrá que adherirse “muy estrictamente” a la definición internacional de los ríos. Por cierto, el experto advirtió que “no es tan simple“, ir a un tribunal internacional y explicar que el país tiene la razón fundamentada en su historia, geografía y política; el proceso judicial no funciona de esta manera. El tribunal examinará en detalle todo lo que se ha escrito y dicho sobre este tema hasta ahora, después de lo cual las partes tendrán que alegar su caso. Según Ferrier, el juicio podría llevar años.

    El geógrafo Cor Pigot, señaló que las autoridades de Suriname deben asegurarse rigurosamente de que los documentos oficiales del gobierno y del Estado muestren el mapa correcto, incluida la zona de Tigri disputada por Guyana. “Nosotros debemos manejar los mapas y los ministerios siempre deben revisar si se está trabajando sobre el mapa correcto”. Además, señaló que, si Suriname registra bien los nombres de los lugares en el país, estos serán asumidos por las principales instituciones internacionales, como las cartográficas. “Si hay alguna zona en conflicto, será señalada por las Naciones Unidas”.

    Venetiaan añadió que no sólo el gobierno y los organismos gubernamentales deben asegurarse de que se utilice el mapa correcto, sino también el sector privado de Suriname. Aconsejó además que en plataformas como Facebook-Suriname se debería promover nuestro mapa como lo hace Guyana.

     

    fuente:http://www.dwtonline.com/laatste-nieuws/2020/11/02/rechtszaak-om-tigri-grote-uitdaging/

    spot_img
    spot_img

    Latest Posts

    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Latest Posts

    El juicio sobre los límites con la Guyana “El Tigri” es un gran desafío

    Foto: waterkant

    Suriname debe prepararse muy bien para un posible proceso legal en la Corte Internacional de Justicia con respecto a la determinación final de la frontera sur. Este proceso será un “gran desafío”, afirmó el expresidente Ronald Venetiaan. El juicio le costará al país una enorme cantidad de dinero y el resultado es incierto, no necesariamente el fallo judicial tiene que ser favorable a las pretensiones de Suriname.

    En la espera de que si se llevará a cabo un juicio, Suriname pueda encontrar a alguien dispuesto a defender y llevar el caso. Asimismo, recordó el viernes durante una tarde de discusión sobre los problemas fronterizos con la vecina Guyana, que Hans Lim A Po, quien en ese entonces estaba encargado de la parte surinamesa cuando se estableció la frontera marítima, “fue asesinado” por compatriotas. El resultado de este caso presentado por Guyana ante el Tribunal Internacional de los Derechos del Mar (Unclos) fue favorable para Guyana; esta decisión judicial no fue lo que Suriname esperaba.

    El expresidente comentó que su gobierno había gastado 25 millones de dólares en el juicio de Unclos. Un nuevo juicio le costará al país no sólo dinero, sino que el abogado defensor deberá prepararse muy bien y tener en cuenta que puede recibir ingratitud por parte de los surinameses. El expresidente espera que se pueda encontrar un “abogado defensor valiente” para representar a Suriname en un juicio ante la Corte Internacional de Justicia.

    El gobierno celebró la conferencia en Grun Dyari con la intención de construir un puente sobre el río Corantijne junto con Guyana e igualmente debatir sobre los efectos que traería su edificación. Venetiaan señaló que según la determinación definitiva de los límites de la frontera marítima, Suriname y Guyana tendrán la oportunidad de realizar perforaciones petrolíferas en la zona marítima y cosechar los beneficios.

    Asimismo, manifestó que espera que cuando llegue el momento, Guyana tenga la integridad necesaria para reconocer la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia, como lo hizo Suriname en el caso de Unclos. De la misma forma, advirtió que Suriname debería mantenerse siempre alerta respecto a este nuevo caso judicial con la Guyana. El expresidente recordó que durante su mandato, mientras se celebraban reuniones, en donde se consultaba con la Guyana la situación de la frontera marítima, el gobierno se vio completamente sorprendido cuando la Guyana presentó el caso  a la Unclos cautelosamente  a sus espaldas.

    Para Deryck Ferrier, uno de los conocedores y oradores, el tema del puente es una conclusión previsible: el río Corantijne es en su totalidad propiedad de los surinameses, por lo tanto, la construcción de un puente es un asunto puramente surinamés. Por ello, todos los debates sobre este tema deben celebrarse en suelo surinamés y por iniciativa de Suriname. “En el momento en que dejes el tema en otras manos, estarás regalando una parte de tu integridad. No puede ser que los preparativos se hagan en Georgetown, esto debe hacerse desde Paramaribo, puesto que el río es de Suriname.” Según él, Guyana no puede tomar la iniciativa, sólo puede solicitar al país la construcción del puente, para que Suriname pueda entonces considerar esta posibilidad. 

    Con relación a lo expresado anteriormente se considera que primeramente se debe de resolver la situación legal de la frontera entre ambos países y luego analizar la construcción del puente.

    Ferrier espera que Suriname haga bien su trabajo y presente el caso de la frontera ante la Corte Internacional de Justicia lo antes posible. El país tendrá que adherirse “muy estrictamente” a la definición internacional de los ríos. Por cierto, el experto advirtió que “no es tan simple“, ir a un tribunal internacional y explicar que el país tiene la razón fundamentada en su historia, geografía y política; el proceso judicial no funciona de esta manera. El tribunal examinará en detalle todo lo que se ha escrito y dicho sobre este tema hasta ahora, después de lo cual las partes tendrán que alegar su caso. Según Ferrier, el juicio podría llevar años.

    El geógrafo Cor Pigot, señaló que las autoridades de Suriname deben asegurarse rigurosamente de que los documentos oficiales del gobierno y del Estado muestren el mapa correcto, incluida la zona de Tigri disputada por Guyana. “Nosotros debemos manejar los mapas y los ministerios siempre deben revisar si se está trabajando sobre el mapa correcto”. Además, señaló que, si Suriname registra bien los nombres de los lugares en el país, estos serán asumidos por las principales instituciones internacionales, como las cartográficas. “Si hay alguna zona en conflicto, será señalada por las Naciones Unidas”.

    Venetiaan añadió que no sólo el gobierno y los organismos gubernamentales deben asegurarse de que se utilice el mapa correcto, sino también el sector privado de Suriname. Aconsejó además que en plataformas como Facebook-Suriname se debería promover nuestro mapa como lo hace Guyana.

     

    fuente:http://www.dwtonline.com/laatste-nieuws/2020/11/02/rechtszaak-om-tigri-grote-uitdaging/

    spot_img

    Latest Posts

    spot_img

    Latest Posts

    El juicio sobre los límites con la Guyana “El Tigri” es un gran desafío

    Foto: waterkant

    Suriname debe prepararse muy bien para un posible proceso legal en la Corte Internacional de Justicia con respecto a la determinación final de la frontera sur. Este proceso será un “gran desafío”, afirmó el expresidente Ronald Venetiaan. El juicio le costará al país una enorme cantidad de dinero y el resultado es incierto, no necesariamente el fallo judicial tiene que ser favorable a las pretensiones de Suriname.

    En la espera de que si se llevará a cabo un juicio, Suriname pueda encontrar a alguien dispuesto a defender y llevar el caso. Asimismo, recordó el viernes durante una tarde de discusión sobre los problemas fronterizos con la vecina Guyana, que Hans Lim A Po, quien en ese entonces estaba encargado de la parte surinamesa cuando se estableció la frontera marítima, “fue asesinado” por compatriotas. El resultado de este caso presentado por Guyana ante el Tribunal Internacional de los Derechos del Mar (Unclos) fue favorable para Guyana; esta decisión judicial no fue lo que Suriname esperaba.

    El expresidente comentó que su gobierno había gastado 25 millones de dólares en el juicio de Unclos. Un nuevo juicio le costará al país no sólo dinero, sino que el abogado defensor deberá prepararse muy bien y tener en cuenta que puede recibir ingratitud por parte de los surinameses. El expresidente espera que se pueda encontrar un “abogado defensor valiente” para representar a Suriname en un juicio ante la Corte Internacional de Justicia.

    El gobierno celebró la conferencia en Grun Dyari con la intención de construir un puente sobre el río Corantijne junto con Guyana e igualmente debatir sobre los efectos que traería su edificación. Venetiaan señaló que según la determinación definitiva de los límites de la frontera marítima, Suriname y Guyana tendrán la oportunidad de realizar perforaciones petrolíferas en la zona marítima y cosechar los beneficios.

    Asimismo, manifestó que espera que cuando llegue el momento, Guyana tenga la integridad necesaria para reconocer la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia, como lo hizo Suriname en el caso de Unclos. De la misma forma, advirtió que Suriname debería mantenerse siempre alerta respecto a este nuevo caso judicial con la Guyana. El expresidente recordó que durante su mandato, mientras se celebraban reuniones, en donde se consultaba con la Guyana la situación de la frontera marítima, el gobierno se vio completamente sorprendido cuando la Guyana presentó el caso  a la Unclos cautelosamente  a sus espaldas.

    Para Deryck Ferrier, uno de los conocedores y oradores, el tema del puente es una conclusión previsible: el río Corantijne es en su totalidad propiedad de los surinameses, por lo tanto, la construcción de un puente es un asunto puramente surinamés. Por ello, todos los debates sobre este tema deben celebrarse en suelo surinamés y por iniciativa de Suriname. “En el momento en que dejes el tema en otras manos, estarás regalando una parte de tu integridad. No puede ser que los preparativos se hagan en Georgetown, esto debe hacerse desde Paramaribo, puesto que el río es de Suriname.” Según él, Guyana no puede tomar la iniciativa, sólo puede solicitar al país la construcción del puente, para que Suriname pueda entonces considerar esta posibilidad. 

    Con relación a lo expresado anteriormente se considera que primeramente se debe de resolver la situación legal de la frontera entre ambos países y luego analizar la construcción del puente.

    Ferrier espera que Suriname haga bien su trabajo y presente el caso de la frontera ante la Corte Internacional de Justicia lo antes posible. El país tendrá que adherirse “muy estrictamente” a la definición internacional de los ríos. Por cierto, el experto advirtió que “no es tan simple“, ir a un tribunal internacional y explicar que el país tiene la razón fundamentada en su historia, geografía y política; el proceso judicial no funciona de esta manera. El tribunal examinará en detalle todo lo que se ha escrito y dicho sobre este tema hasta ahora, después de lo cual las partes tendrán que alegar su caso. Según Ferrier, el juicio podría llevar años.

    El geógrafo Cor Pigot, señaló que las autoridades de Suriname deben asegurarse rigurosamente de que los documentos oficiales del gobierno y del Estado muestren el mapa correcto, incluida la zona de Tigri disputada por Guyana. “Nosotros debemos manejar los mapas y los ministerios siempre deben revisar si se está trabajando sobre el mapa correcto”. Además, señaló que, si Suriname registra bien los nombres de los lugares en el país, estos serán asumidos por las principales instituciones internacionales, como las cartográficas. “Si hay alguna zona en conflicto, será señalada por las Naciones Unidas”.

    Venetiaan añadió que no sólo el gobierno y los organismos gubernamentales deben asegurarse de que se utilice el mapa correcto, sino también el sector privado de Suriname. Aconsejó además que en plataformas como Facebook-Suriname se debería promover nuestro mapa como lo hace Guyana.

     

    fuente:http://www.dwtonline.com/laatste-nieuws/2020/11/02/rechtszaak-om-tigri-grote-uitdaging/

    spot_img
    spot_img

    Latest Posts

    spot_img