28.1 C
Distrikt Paramaribo
Monday, January 24, 2022
spot_img
More
    spot_img

    Latest Posts

    Mercado negro del dólar en Suriname

    spot_img
    spot_img

    En la madrugada del 21 de marzo del año en curso, la Asamblea Nacional aprobó la ley del control de cambio de divisas y transacciones en las casas de cambio. A pesar de las fuertes críticas de la oposición en la asamblea y sus miembros, de que esta ley no funcionaría, y que finalmente, terminaría como un fruto muerto, este proyecto fue promovido. Uno de los principales propósitos de esta ley, es controlar las crecientes tasas de cambio del dólar y el euro frente al SRD; y obligar a las oficinas de cambio a canalizar la moneda extranjera a una tasa establecida por el Banco Central de SRD 7.52 para ser vendida a este, incluyendo el dólar.

    Inmediatamente después de la aprobación, promulgación y publicación en el Boletín Oficial, estallaron fuertes críticas. Los economistas por su parte señalaron que desde el 2016, los tipos de cambio en este país han sido creados por la oferta y la demanda, y que de ninguna manera su estabilidad o caída puede determinarla la ley. Ahora después de casi tres semanas de haber firmado la ley, se ha demostrado que las casas de cambio no han caído; y que muchos no ofrecen sus dólares y euros a la venta, y si lo hacen, van por montos muy superiores a los 10 SRDS, tanto por el dólar como por el euro. Los cambios que se sienten seriamente amenazados y restringidos por el estado, se enfrentan ahora a una seria y reducida oferta de divisas. Después de todo, es prohibido que compren a una tasa más alta que la que fue dictada por el gobierno. Los esfuerzos del gobierno, para que a través de las oficinas de cambio pueda recolectar los euros y dólares han fracasado. La escasez de dólares y euros, no ha sido de ninguna manera recuperada por la ley del 21 de mayo; y lo que todavía circula en el mercado de divisas se realiza de mano en mano. En el comercio del mercado negro, los precios aún se crean a través del mecanismo de oferta y demanda y están muy por encima de 12 SRD por el dólar o euro.

    Esta situación ahora también está teniendo un gran impacto negativo en los negocios, y en particular, en el comercio mayorista y minorista, el primero depende en gran medida de las divisas. La continua escasez de divisas trae consigo consecuencias muy graves, puesto que es importante para el suministro regular de los bienes más necesarios. Un economista determinó recientemente, que si esta situación continúa durante los siguientes meses, seguramente habrá una escasez de muchos productos; y que posiblemente experimentaremos exactamente lo que sucedió en el pasado (los años 80 del siglo pasado), con estantes vacíos en las tiendas. Por lo tanto, debe adoptarse un enfoque completamente diferente tan pronto como sea posible, para que la cuestión de las divisas sea menos apremiante.

     

    fuente: https://dagbladdewest.com/2020/04/09/ondergronds/

    spot_img
    spot_img

    Latest Posts

    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Latest Posts

    Mercado negro del dólar en Suriname

    En la madrugada del 21 de marzo del año en curso, la Asamblea Nacional aprobó la ley del control de cambio de divisas y transacciones en las casas de cambio. A pesar de las fuertes críticas de la oposición en la asamblea y sus miembros, de que esta ley no funcionaría, y que finalmente, terminaría como un fruto muerto, este proyecto fue promovido. Uno de los principales propósitos de esta ley, es controlar las crecientes tasas de cambio del dólar y el euro frente al SRD; y obligar a las oficinas de cambio a canalizar la moneda extranjera a una tasa establecida por el Banco Central de SRD 7.52 para ser vendida a este, incluyendo el dólar.

    Inmediatamente después de la aprobación, promulgación y publicación en el Boletín Oficial, estallaron fuertes críticas. Los economistas por su parte señalaron que desde el 2016, los tipos de cambio en este país han sido creados por la oferta y la demanda, y que de ninguna manera su estabilidad o caída puede determinarla la ley. Ahora después de casi tres semanas de haber firmado la ley, se ha demostrado que las casas de cambio no han caído; y que muchos no ofrecen sus dólares y euros a la venta, y si lo hacen, van por montos muy superiores a los 10 SRDS, tanto por el dólar como por el euro. Los cambios que se sienten seriamente amenazados y restringidos por el estado, se enfrentan ahora a una seria y reducida oferta de divisas. Después de todo, es prohibido que compren a una tasa más alta que la que fue dictada por el gobierno. Los esfuerzos del gobierno, para que a través de las oficinas de cambio pueda recolectar los euros y dólares han fracasado. La escasez de dólares y euros, no ha sido de ninguna manera recuperada por la ley del 21 de mayo; y lo que todavía circula en el mercado de divisas se realiza de mano en mano. En el comercio del mercado negro, los precios aún se crean a través del mecanismo de oferta y demanda y están muy por encima de 12 SRD por el dólar o euro.

    Esta situación ahora también está teniendo un gran impacto negativo en los negocios, y en particular, en el comercio mayorista y minorista, el primero depende en gran medida de las divisas. La continua escasez de divisas trae consigo consecuencias muy graves, puesto que es importante para el suministro regular de los bienes más necesarios. Un economista determinó recientemente, que si esta situación continúa durante los siguientes meses, seguramente habrá una escasez de muchos productos; y que posiblemente experimentaremos exactamente lo que sucedió en el pasado (los años 80 del siglo pasado), con estantes vacíos en las tiendas. Por lo tanto, debe adoptarse un enfoque completamente diferente tan pronto como sea posible, para que la cuestión de las divisas sea menos apremiante.

     

    fuente: https://dagbladdewest.com/2020/04/09/ondergronds/

    spot_img

    Latest Posts

    spot_img

    Latest Posts

    Mercado negro del dólar en Suriname

    En la madrugada del 21 de marzo del año en curso, la Asamblea Nacional aprobó la ley del control de cambio de divisas y transacciones en las casas de cambio. A pesar de las fuertes críticas de la oposición en la asamblea y sus miembros, de que esta ley no funcionaría, y que finalmente, terminaría como un fruto muerto, este proyecto fue promovido. Uno de los principales propósitos de esta ley, es controlar las crecientes tasas de cambio del dólar y el euro frente al SRD; y obligar a las oficinas de cambio a canalizar la moneda extranjera a una tasa establecida por el Banco Central de SRD 7.52 para ser vendida a este, incluyendo el dólar.

    Inmediatamente después de la aprobación, promulgación y publicación en el Boletín Oficial, estallaron fuertes críticas. Los economistas por su parte señalaron que desde el 2016, los tipos de cambio en este país han sido creados por la oferta y la demanda, y que de ninguna manera su estabilidad o caída puede determinarla la ley. Ahora después de casi tres semanas de haber firmado la ley, se ha demostrado que las casas de cambio no han caído; y que muchos no ofrecen sus dólares y euros a la venta, y si lo hacen, van por montos muy superiores a los 10 SRDS, tanto por el dólar como por el euro. Los cambios que se sienten seriamente amenazados y restringidos por el estado, se enfrentan ahora a una seria y reducida oferta de divisas. Después de todo, es prohibido que compren a una tasa más alta que la que fue dictada por el gobierno. Los esfuerzos del gobierno, para que a través de las oficinas de cambio pueda recolectar los euros y dólares han fracasado. La escasez de dólares y euros, no ha sido de ninguna manera recuperada por la ley del 21 de mayo; y lo que todavía circula en el mercado de divisas se realiza de mano en mano. En el comercio del mercado negro, los precios aún se crean a través del mecanismo de oferta y demanda y están muy por encima de 12 SRD por el dólar o euro.

    Esta situación ahora también está teniendo un gran impacto negativo en los negocios, y en particular, en el comercio mayorista y minorista, el primero depende en gran medida de las divisas. La continua escasez de divisas trae consigo consecuencias muy graves, puesto que es importante para el suministro regular de los bienes más necesarios. Un economista determinó recientemente, que si esta situación continúa durante los siguientes meses, seguramente habrá una escasez de muchos productos; y que posiblemente experimentaremos exactamente lo que sucedió en el pasado (los años 80 del siglo pasado), con estantes vacíos en las tiendas. Por lo tanto, debe adoptarse un enfoque completamente diferente tan pronto como sea posible, para que la cuestión de las divisas sea menos apremiante.

     

    fuente: https://dagbladdewest.com/2020/04/09/ondergronds/

    spot_img
    spot_img

    Latest Posts

    spot_img